El comité de Michelin llama a la huelga a los 3.300 trabajadores de la planta de Vitoria

El comité de empresa de Michelin ha llamado a los cerca de 3.300 trabajadores de la planta de Vitoria a secundar la huelga de 24 horas convocada para mañana...
michelin

El comité de empresa de Michelin ha llamado a los cerca de 3.300 trabajadores de la planta de Vitoria a secundar la huelga de 24 horas convocada para mañana así como la concentración que se celebrará ante la fábrica en protesta por la cuarta muerte de un trabajador en esta compañía en los dos últimos años.

Ayer falleció Antonio Miguel Parra, de 43 años, tras permanecer en coma desde el pasado domingo, cuando quedó aplastado entre una plataforma elevadora y una valla en el momento en que hacía un trabajo en altura en una prensa de cocción de neumáticos.

Además de expresar sus más sentidas condolencias a la familia y amigos del fallecido, el comité recuerda que este es el cuarto accidente laboral mortal de los últimos dos años, una situación “inasumible, y más cuando se trata de una multinacional que se jacta de decir que la seguridad es lo primero”.

Por ello, piden que los trabajadores de los distintos turnos se sumen a la huelga que comenzará mañana a las 06.00 horas y concluirá a las 06.00 horas del viernes, así como a la concentración que se celebrará de 13.00 a 15.00 horas ante las instalaciones de la fábrica.

El funeral se oficiará mañana a las 19.00 horas en la Iglesia de Todos los Santos de la capital alavesa, según han indicado a Efe fuentes sindicales.

Precisamente hoy se ha difundido un comunicado de los compañeros del taller en el que trabajaba el fallecido en el que expresan su indignación por las falsas informaciones difundidas por algunos sindicatos sobre las circunstancias que rodearon a este siniestro laboral.

Han recordado que “Parra era una persona muy preocupada por la seguridad” y dicen que no saben qué pudo ocurrir.

Sus compañeros han confirmado que el compañero del fallecido “tuvo que ir al sector mecánico a recoger una pieza pero, al llamar por teléfono a Parra y ver que no respondía fue hacia donde estaba y se lo encontró atrapado”.

“El único que sabe cómo sucedió el accidente es el propio Parra, y por desgracia, todas las explicaciones se irán con él”, añaden.

También el director de Osalan, Alberto Alonso, ha explicado a Efe que los hechos sucedieron al parecer como relatan estos compañeros que tenían trato a diario con él.

Ha indicado que el trabajador atrapado sufrió una parada cardiorrespiratoria, por lo que el servicio médico de Michelin llevó a cabo las tareas de reanimación en la fábrica y mientras la ambulancia de la empresa le llevaba al hospital.

A su llegada, los médicos le provocaron un coma inducido dada la gravedad de sus lesiones.

No obstante, ha aclarado que Osalan prosigue con la investigación para determinar las causas de este accidente y ha precisado que determinar si fue correcta la atención que recibió el herido y los medios utilizados para ello corresponde a la Inspección de Trabajo.

Fuentes de UGT, sindicato al que estaba afiliado el fallecido, también han señalado a Efe que la supuesta tardanza en trasladar al herido al hospital “está sin corroborar”, que el trabajador estaba solo en el momento del siniestro y que por tanto es difícil concretar todas las circunstancias que provocaron que quedara atrapado.

ELA por su parte ha anunciado que pondrá a disposición de la Inspección de Trabajo toda la información de que dispone para que la investigación que está llevando a cabo refleje el problema de seguridad sistémico y estructural que se vive en Michelin, además de exigir a la empresa que busque soluciones a los graves problemas en materia de prevención de riesgos de trabajo.

La dirección de la empresa ha dejado claro que no fallaron los protocolos de atención a este trabajador con 20 años de antigüedad, los 5 últimos en tareas de mantenimiento, ya que fue atendido por el personal médico que tiene la empresa durante todo el año, las 24 horas del día y “en 20 minutos” fue evacuado en la ambulancia de Michelin.

Tras las críticas de algunos sindicatos, la empresa ha recalcado a Efe que la ambulancia de la empresa está equipada con todo el material necesario y que en la fábrica hay 17 equipos desfibriladores, con 317 trabajadores formados en el protocolo de reanimación cardiopulmonar, más otros 2 que tiene el equipo médico en la ambulancia y en sus instalaciones.

Secciones
#OrainAraba#OrainEkonomia#OrainPortadaAraba

Relacionado con