La Cojua decidirá si Vitoria puede rescindir el contrato de limpieza con FCC

La Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojua) estudiará la petición de la UTE formada por FCC y GMSM para rescindir el contrato del servicio de limpieza de Vitoria después...
Limpieza

La Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojua) estudiará la petición de la UTE formada por FCC y GMSM para rescindir el contrato del servicio de limpieza de Vitoria después de que los técnicos del Ayuntamiento hayan desestimado los argumentos en los que la contrata basa su petición.

Fuentes de Alcaldía han trasladado a Efe el contenido de la reunión de seguimiento de la contrata con los técnicos y grupos políticos celebrada hoy, en la que se ha explicado que el 2 de julio terminó la fase de alegaciones para la empresa con las que el martes se elaboró desde el Servicio de Contratación un informe de contestación.

“Los informes técnicos son desestimatorios, por lo que el Ayuntamiento considera que no se puede resolver el contrato”, han explicado estas fuentes, aunque desde el consistorio han decidido someterse al dictamen de la Cojua, por lo que esta semana el alcalde, Gorka Urtaran, les remitirá todo el expediente para que lo estudie, con un plazo de dos meses para ello.

Este trámite es necesario porque la ley establece que en Euskadi en los expedientes de resolución de un contrato se debe pedir un informe a este organismo cuando exista oposición entre la contrata y la administración.

En este caso la UTE ha solicitado resolver el contrato en base al alto absentismo, por el que argumentan que no obtienen beneficio, aunque “los técnicos municipales consideran que la empresa no ha demostrado documentalmente el absentismo que dicen que padece y que sería la causa de la imposibilidad de ejecutar el servicio en los términos inicialmente pactados”, trasladan las fuentes.

El otro argumento es el de resolver el contrato de mutuo acuerdo, que por parte de la empresa “sólo exige su voluntad”, aunque a la administración le obliga a demostrar que existe un interés público para hacerlo, y en el expediente “sólo se acredita el interés de la empresa”.

Así, la Cojua será la encargada de decir si procede o no resolver el contrato, y en caso de que proceda “se resolverá y se sacará un nuevo concurso”, mientras que si no procede Vitoria pasaría a un escenario “en el que se estudiaría si se remunicipaliza el servicio”, una decisión que debería adoptar el pleno municipal.

Esta opción podría contar con el apoyo de EH Bildu, Podemos e Irabazi, que en anteriores ocasiones han defendido esta fórmula para resolver el problema del servicio de limpieza en Vitoria.

Secciones
#OrainEkonomia#OrainGasteiz#OrainPortadaAraba

Relacionado con