La prueba de acceso a la universidad será prácticamente igual a selectividad

La prueba de acceso a la universidad será “prácticamente la misma” que la antigua selectividad y se celebrará los días 7, 8 y 9 de junio en convocatoria ordinaria...
uriarte-selectividad

La prueba de acceso a la universidad será “prácticamente la misma” que la antigua selectividad y se celebrará los días 7, 8 y 9 de junio en convocatoria ordinaria y los 5, 6 y 7 de julio en la extraordinaria,

Así lo ha anunciado la consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, al término de la reunión que ha mantenido  en Vitoria con agentes educativos con tres puntos en el orden del día: la prueba de acceso a la universidad, las evaluaciones diagnósticas y el informe Pisa.

Uriarte ha reconocido que el examen para la universidad le “preocupaba” porque está “a la vuelta de la esquina” y era necesario diseñar la prueba cuanto antes para que los alumnos puedan prepararla.

Ha señalado además que su Departamento quería que esta prueba fuese “lo más parecida posible a la selectividad y así será”.

En la reunión la consejera también ha informado a los agentes de que las evaluaciones diagnósticas de cuarto de Primaria y de segundo de la ESO se adelantarán este curso respecto a años anteriores y tendrán lugar en marzo para que los centros puedan conocer los resultados cuanto antes y así poner en marcha “planes de mejora de cara al siguiente curso”.

Uriarte ha desvelado además que este año se harán pruebas de pilotaje al final de cada etapa, ya que ahora no hay un sistema de evaluación en este ámbito y es necesario “ensayarlo” para ver si las premisas con las que se trabaja son “válidas”.

Con este objetivo, se contará con unos centros de muestra en los que se llevarán a cabo las pruebas de pilotaje. Éstas no serán para evaluar a los alumnos y por tanto no constarán en el expediente académico, sino que servirán para perfilar un sistema de evaluación de la educación vasca.

En cuanto al informe Pisa 2015, que reveló que los alumnos vascos se encuentran por debajo de la media de los países de la Unión Europea en varios aspectos, la consejera ha considerado que se trata de “una foto” y que hay otros indicadores sobre la marcha de la educación en Euskadi.

Ha reconocido no obstante que es necesario trabajar para avanzar hacia la excelencia y que para ello se hará un análisis en profundidad cuando se disponga de los datos para luego debatir con los agentes educativos cómo se puede mejorar.

Ha anunciado que una vez analizada esa información comparecerá en el Parlamento Vasco para dar las explicaciones oportunas.

Tras la reunión también han comparecido ante los medios de comunicación representantes de los distintos agentes que han tomado parte en la misma como asociaciones de padres, de directores de centros públicos, de profesores y de los colegios concertados.

Todos ellos han agradecido las explicaciones del Departamento de Educación y se han felicitado por el hecho de que la prueba de acceso a la universidad vaya a ser parecida a la selectividad porque “les da tranquilidad”.

Han coincidido también en que los datos de informe Pisa obligan a hacer autocrítica para corregir las carencias que puedan existir, aunque han considerado que ni antes el sistema vasco “era tanto ni ahora tan poco”.

El sindicato Steilas ha criticado por su parte en una nota no haber sido invitado a la reunión, a lo que la consejera ha respondido que se trataba de una cita de trabajo y que en éstas los sindicatos no suelen participar.

Secciones
#OrainEuskadi

Relacionado con