Las instituciones vascas acuerdan una estrategia para reducir un 20% las personas sin hogar

Las principales instituciones vascas han suscrito hoy una estrategia con la que pretenden reducir al menos en un 20 % el número de personas que duermen en la calle...
Instituciones vascas

Las principales instituciones vascas han suscrito hoy una estrategia con la que pretenden reducir al menos en un
20 % el número de personas que duermen en la calle en los grandes municipios de Euskadi de cara al año 2020.

El Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales, Eudel, los ayuntamientos de las tres capitales y de otros seis grandes municipios han suscrito hoy en Vitoria un acuerdo interinstitucional para el desarrollo de la Estrategia Vasca para Personas sin Hogar 2018-2021, un documento cuya adhesión es voluntaria y vinculante.

Este trabajo pretende ser una guía con una serie de principios, objetivos y directrices que luego cada institución concretará y desarrollará en actuaciones específicas.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha recordado hoy que en el último recuento hecho en 2016 en más de una veintena de municipios se contabilizaron 2.009 personas sin hogar, de las cuales un 13 % estaban durmiendo en espacios públicos o estructuras inadecuadas y el resto alojadas en recursos residenciales.

Artolazabal ha explicado que las personas sin techo “ponen cara a las formas más visibles y crudas de la exclusión residencial? y ha señalado que a pesar de la imagen estereotipada a la que siguen estando sometidas, no constituyen un grupo homogéneo, ni con características estables a lo largo del tiempo.

“El ‘sinhogarismo’ es un proceso generado como consecuencia de la interacción dinámica entre cuatro grandes grupos de causas (estructurales, institucionales, relacionales y personales) que normalmente aparecen de forma simultánea o combinada”, ha dicho.

Esta estrategia no es el inicio de una actuación hacia este colectivo por parte de las instituciones vascas, ya que Euskadi está a la cabeza del Estado en lo que se refiere a la cobertura de plazas de alojamiento para estas personas.

Anualmente se destinan 47,5 millones de euros a la atención de personas sin hogar, de los que más de 40 millones provienen de las arcas públicas.

Tras la firma de este acuerdo, las instituciones adheridas tienen un año para diseñar un plan propio con actuaciones concretas para la materialización de las directrices acordadas.

Los objetivos de esta actuación conjunta son reforzar las políticas orientadas a la prevención del “sinhogarismo”, reorientar el actual modelo de atención a las personas sin techo y garantizar su acceso a sus derechos en el ámbito de la salud, la garantía de ingresos y la activación laboral, independientemente del lugar en el que vivan.

También se pretende mejorar la atención que se presta a las personas sin hogar con necesidades especiales y particularmente a las mujeres en situación de exclusión residencial grave.

Además, las instituciones adheridas incidirán sobre la percepción social de este fenómeno para, entre otras cosas, prevenir las situaciones de victimización a las que están expuestas estas personas.

Han suscrito este acuerdo los departamentos de Empleo y Políticas Sociales, Salud y Medio Ambiente del Gobierno Vasco; las tres diputaciones; la Asociación de Municipios Vascos (Eudel); y los ayuntamientos de Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Barakaldo, Getxo, Portugalete, Irun, Santurtzi y Llodio.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainPortadaAraba#OrainSociedadAraba

Relacionado con