Txikon renuncia a la cima del Everest

El montañero vizcaíno Alex Txikon, que pretendía alcanzar la cima del Everest en invierno y sin oxígeno artificial, ha bajado al campo base y ha dado por finalizada la expedición, renunciando a la cumbre, ha informado el equipo del alpinista.
Txikon abandona

El montañero vizcaíno Alex Txikon, que pretendía alcanzar la cima del Everest en invierno y sin oxígeno artificial, ha bajado al campo base y ha dado por finalizada la expedición, renunciando a la cumbre, ha informado el equipo del alpinista.

Tras permanecer todo el día de ayer en el campo 2, debido a los fuertes vientos y el mal pronóstico meteorológico, Txikon y los cinco sherpas que le acompañaban han bajado esta mañana al campo base, donde han llegado sobre las nueve de la mañana, hora española, después de tres horas de descenso.

Txikon subió el lunes junto a los cinco sherpas hasta el campo 2 (a 6.400 metros), con la idea de aprovechar una ventana de buen tiempo en un ataque rápido a la cumbre, pero los pronósticos no se cumplieron.

La meteorología no les ha dado tregua en los últimas 48 horas, con vientos racheados cercanos a los 60-70 kilómetros por hora, y temperaturas en el entorno de los 40 grados bajo cero, con una sensación térmica de 50 grados bajo cero debido al fuerte viento.

A ello se han unido las pesimistas previsiones para las próximas horas, con vientos arreciando hasta una intensidad cercana a los 115 km/hora para mañana, jueves, acompañados esta vez por abundantes precipitaciones de nieve, que se incrementarán según avancen los días, con claros riesgos de aludes.

Todo ello aconsejaba abandonar el C2 y poner rumbo hacia el campo base. “Habría sido un verdadero suicidio continuar adelante”, ha explicado Txikon a través del teléfono por satélite a los miembros de la organización.

“Como responsable de la expedición no debo poner en peligro la vida de mis compañeros y tampoco la mía propia; y creedme que para mí es más difícil la decisión de bajar al campo base que la de subir al campo 4”, ha manifestado Txikon.

Y es que Txikon, según su equipo de apoyo, se encuentra fuerte y enrabietado porque la montaña no le haya concedido una oportunidad de intentarlo.

“Este año -ha comentado Txikon– no ha podido ser; esta montaña en invierno ofrece, mucho, mucho respeto y tampoco debemos cometer locuras que luego no podamos contar; lo cierto es que el Everest no se va a mover de sitio; habrá más oportunidades y entonces yo volveré de nuevo a intentarlo de la manera más pura”.

El montañero permanecerá todavía dos o tres días en el campo base, recogiendo, y posteriormente volará hacia la capital de Nepal, Kathmandu, donde descansará unas jornadas.

La idea es que a mediados de la próxima semana el alpinista llegue al aeropuerto de Bilbao, donde ofrecerá una rueda de prensa. En total, la expedición ha durado 74 días, desde su partida el 25 de diciembre. La máxima altura que ha alcanzado es el campo cuatro, a ocho mil metros, justo en el collado Sur.

Secciones
#OrainKirolakAraba

Relacionado con